Son más de 4.200 las familias de cultivadores y recolectores de coca que firmaron el acuerdo colectivo para la sustitución cultivos ilícitos en municipios del Bajo Cauca como Tarazá y Valdivia, sin embargo, aseguran que por los incumplimientos del Gobierno no han iniciado los proyectos productivos y señalan que solo 2.200 familias han recibido el pago por sus labores.

Así lo señaló el líder William Muñoz, quien pidió al Gobierno que les cumpla con lo prometido, porque muchas familias tienen serios problemas económicos debido a que antes vivían de la coca.
El subsecretario de Gobierno de Antioquia, Hugo Parra, confirmó que en lo corrido del año en el departamento han sido erradicadas cerca de 2.000 hectáreas de coca de las cerca de 7.800 que había sembradas. Sin embargo, reconoció los incumplimientos por parte del Gobierno, que en parte han sido obstáculo para que más familias se acojan al programa de sustitución.

En esta subregión continúan los enfrentamientos entre Clan del Golfo, Caparrapos e incluso ELN por la disputa de los cultivos ilícitos, situación que ha generado el desplazamiento de más de 2.000 personas; más de 400 familias han llegado hasta Medellín.

Fuente: http://bit.ly/2H4KDkZ

BajoCauca.com ©