Nuevamente amenazan al secretario de Gobierno de Tarazá

Los Caparros le pidieron al funcionario abandonar el municipio, según el mismo secretario Deivison Montero. A principios de febrero ya había denunciado que su vida estaba en riesgo. Incluso, el 26 de enero, su cuñada fue asesinada a menos de un kilómetro del edificio de la Alcaldía.

Deivison Montero, secretario de Gobierno de Tarazá, Antioquia, nuevamente fue amenazado por Los Caparros, una estructura armada que opera en la zona y que en el último año ha sido acusada de extorsiones y masacres. En esta ocasión le enviaron el mensaje con una persona cercana, quien le advirtió que debía salir del municipio

“Estoy estudiando la posibilidad de irme a vivir a otro municipio porque, a pesar de que se le han hecho varios llamados a la Unidad Nacional de Protección (UNP), todavía no han dado respuesta del estudio de seguridad”, dijo el secretario a Blu Radio.

Esta no es la primera amenaza. De hecho, el pasado 26 de enero fue asesinada la cuñada del funcionario a menos de un kilómetro del edificio de la Alcaldía. María Loaiza, quien cuidaba a las hijas de Montero, estaba durmiendo cuando hombres armados entraron a su casa y le dispararon varias veces.

“Ella era muy cercana a mí. Nos veíamos a diario. Las autoridades están investigando lo sucedido, no se descarta que esté relacionado con las amenazas que he recibido”, manifestó el secretario en una entrevista reciente con este diario.

Ferney Álvarez, el alcalde encargado de Tarazá tras la muerte por COVID-19 de Miguel Ángel Gómez, también ha recibido amenazas de muerte desde el año pasado. Hace un mes el secretario de Gobierno informó que les pidieron dirigirse a Uré, en los límites entre Antioquia y Córdoba. Les dijeron que si no asistían tomarían represalias. Por eso, Álvarez le solicitó un esquema de seguridad a la Unidad Nacional de Protección.

Entre enero de 2018 y febrero de 2021, en este municipio se registraron 292 homicidios. En 2020 el 70 % de los homicidios relacionados con la operación de estructuras ilegales se presentaron en el casco urbano.

Además, el 3 de marzo de 2021 un funcionario de la administración local fue asesinado. Dagoberto Cerpa Erazo, de 47 años, recibió tres disparos en el barrio San Miguel. Un grupo de hombres armados llegaron a una finca en la que estaba Cerpa. Los responsables serían miembros de Los Caparros.

Los Caparros son uno de los grupos armados que se disputan El Bajo Cauca y el sur de Córdoba, zonas que hacen parte de un corredor estratégico para el narcotráfico, la minería ilegal y otras actividades de orden ilícito. La historia de esta organización criminal se remonta a finales de los años 90, cuando la expansión paramilitar empezaba a gestarse. 

La ofensiva militar para recuperar el control de la zona

El Ejército Nacional envió 400 soldados al Bajo Cauca antioqueño, con la intención de reforzar la persecución a las bandas criminales que tienen como blanco preferido a esta región paisa por su riqueza natural y por su estratégica ubicación geográfica. La ofensiva, incluye 400 uniformados adicionales para el corredor ilegal que atraviesa el norte del departamento, el Nudo del Paramillo y que conduce a Chocó, Urabá y la frontera con Panamá.

“Si nosotros logramos borrar los cultivos de coca del bajo Cauca, el panorama cambia ciento por ciento”, es la premisa y la obsesión del General Juvenal Díaz Mateus, comandante de la Séptima División, quien coordina desde febrero un ambicioso plan militar.

La iniciativa incluyó una fase de planeación en Medellín y una segunda etapa en los Llanos de Cuivá, corregimiento de Yarumal, donde Noticias RCN fue testigo del riguroso proceso de entrenamiento y alistamiento de los uniformados antes del desplazamiento a la zona de operaciones.

La fase operativa incluye varios componentes. La Fuerza de Tarea Aquiles, con 3.928 hombres y mujeres altamente entrenados, concentra su atención en Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia, Nechí, El Bagre y Zaragoza. Al mando está el general Raúl Vargas.

“El objetivo es sacar de estas regiones a los que lideran estos factores de inestabilidad en la región. Sacarles ese cáncer para mejorar las condiciones de seguridad”, dice en tono fuerte el oficial, al referirse a alias Gonzalito, del Clan del Golfo; alias Flechas, de Los Caparros; ‘Maicol’ del ELN y a los antiguos cabecillas de las Farc ‘Cabuyo’ y ‘Leo’.

También, desde el Gaula Militar que opera en la zona, se anunció un refuerzo en la lucha contra la extorsión, flagelo que acosa a ganaderos, comerciantes, mineros formalizados e incluso a algunos pobladores que buscan alternativas diferentes al camino ilegal.

“Que alguien le cobre $300 mil, $400 mil, un peso o dos pesos, eso se va incrementando y con eso van a buscar comprar armas, van a buscar fortalecerse, incorporar niños, jóvenes”, asegura el mayor Jhony Alexander Araújo, comandante del Gaula Militar Bajo Cauca.

También dialogamos con líderes sociales. Llegamos hasta El Alto del Mico, una zona de difícil acceso en Puerto Valdivia, donde los campesinos, de la mano del Ejército, buscan caminos de legalidad, pero reclaman una ayuda estatal integral.

“El llamado al Estado es que no nos abandonen más, porque, así como hemos erradicado [cultivos ilícitos], nos va a tocar volver a sembrar porque si no nos llegan los proyectos productivos, entonces qué vamos a hacer”, es la expresión de la lideresa social Teresa Jaramillo.

El General Díaz Mateus, oficial de 53 años, 32 de ellos al servicio de la institución, conoce la zona y ha estado en permanente contacto con la comunidad. Asumió el mando de la Séptima División en diciembre pasado y confía en que este 2021 se produzca el quiebre, el giro, el regreso de la esperanza y de la tranquilidad, que han sido tan esquivas en esta zona antioqueña.

Fuente: https://bityl.co/60hV

Búsqueda de jóvenes desaparecidos se extendió a Tarazá, Cáceres y Caucasia

Las autoridades siguen sin conocer el paracedero de los seis jóvenes desaparecidos desde el pasado 25 de febrero cuando viajaban hacia la costa Caribe en un camión de carga y al parecer, fueron retenidos por grupos ilegales. en un sector entre Puerto Valdivia y Tarazá.

La policía logró que las familias de los muchachos en edades entre los 15 y 21 años denuncien este hecho y así lograron activar todo un operativo para hallarlos ojalá con vida. Para ello se sumó el Gaula, la Sijin y la Fiscalía; el ente investigador delegó un fiscal especializado para que adelante las indagaciones del caso.

Iniciamos un ejercicio de búsqueda de estas personas en el municipio de Valdivia y nos desplazamos un poco más hacia Tarazá, Cáceres y Caucasia. Hemos coordinado con nuestro Ejército Nacional, la gobernación de Antioquia y las alcaldías municipales”, dijo el coronel Jorge Cabra, comandante de la policía Antioquia.

Los familiares de los muchachos han logrado comunicarse con algunos de ellos, señaló el Personero del municipio de Valdivia y han indicado que están bien, pero que no se les permite indicar el lugar exacto en el que están retenidos.

Por el momento no se desconoce qué grupo criminal es el responsable de esta retención ya que desde puerto Valdivia y hasta Caucasia delinque la guerrilla del Eln, el Clan del Golfo, Los Caparros y disidencias.

Fuente: https://bityl.co/5tls

Dos mujeres resultaron muertas cuando trataban de evitar el homicidio de un menor en Cáceres

En las últimas horas, varios hombres armados llegaron a una vivienda en el barrio Los Ángeles, zona rural de Cáceres, en la subregión del Bajo Cauca del departamento de Antioquia, en la búsqueda de un joven de 17 años, al que pretendían asesinar, pero dos mujeres, abuela y madre del menor, se opusieron por lo que resultaron perdiendo la vida al ser impactadas con arma de fuego.

De acuerdo con el reporte preliminar de las autoridades, al menor de 17 años, lo atacaron y ellas al ver la situación, trataron de impedir que siguieran disparando contra él. El joven quedó gravemente herido y, posteriormente fue trasladado a un centro asistencial.

Por el momento se desconocen las razones que motivaron el ataque armado, pues familiares del joven y las mujeres señalan que el menor no tenía amenazas. Asimismo, tampoco se conoce qué grupo ilegal sería el responsable del doble asesinato.

En los últimos meses, la situación de orden público en esta zona del departamento antioqueño no ha sido fácil, pues en la zona hay una disputa por el territorio del Clan del Golfo y Los Caparros lo que ha generado un ala ola de violencia e incluso cientos de desplazados de varias veredas.

Desde el pasado 6 de febrero, aproximadamente 500 campesinos de la vereda Rio Man que abandonaron sus viviendas se sienten en riesgo, pues tienen miedo de volver a sus hogares por la falta de garantías.

De acuerdo con un reporte de RCN Radio, a pesar de que ya hay presencia de las autoridades, 140 familias, que censadas por la Unidad para las Víctimas, han exigido mayores garantías de seguridad antes de emprender el camino de regreso a sus domicilios.

Al respecto, Wilson Córdoba Mena, director de dicha entidad en Antioquia señaló que lo que se vive en el momento en la región es un caso de “pánico colectivo”, que podría llevar a que el número de desplazados continúe aumentando en los próximos días, teniendo en cuenta que en la vereda quedan diez habitantes. Vale recordar que, además de las 140 familias que salieron de Cáceres, ya se tenía cuenta de otras 65 del mismo municipio que llevan por lo menos tres meses en situación de desplazamiento por las mismas razones.

Félix Olmedo, alcalde de Caucasia, también confirmó la presencia de la fuerza pública y la renuencia a regresar por parte de las familias desplazadas. “Aunque esta vereda es jurisdicción de Cáceres, está ubicada más cerca del casco urbano de Caucasia. Nosotros los estamos atendiendo con todos los protocolos que se establecen para este tipo de situaciones”, dijo a la emisora

El pasado 11 de febrero, se registró el asesinato de indígena, de 22 años, el cual hacía parte del resguardo Los Almendros, adscrito a la comunidad zenú.

La víctima fue identificada como Orlando Manuel Chimá, quien murio durante un enfrentamiento entre miembros del Ejército Nacional e integrantes del grupo armado narcoparamilitar, ‘Los Caparros’, en Piamonte, corregimiento del municipio de Cáceres, ubicado en el Bajo Cauca antioqueño.

La organización Proceso Social de Garantías para la Labor de Líderes/as Sociales, Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en Antioquia fue la encargada de difundir la noticia y relató que cuando empezó el fuego cruzado los habitantes de la zona intentaron resguardarse rápidamente. En ese momento, Chimá estaba trabajando en una mina e intentó resguardarse pero no tuvo éxito.

“Lamentablemente, hasta el sitio donde el joven intentó protegerse llegaron las balas y ahí fue asesinado. Eso demuestra que los grupos armados no están respetando los derechos humanos cuando la población civil está en medio de este fuego cruzado”, aseguró Yesid Zapata, vocero de Proceso Social de Garantías.

Fuente: https://bityl.co/5plg

 

Cae alias Felipe, cabecilla del Eln en Tarazá

A través de su cuenta de Twitter, el presidente de la República, Iván Duque, informó que el Ejército Nacional en colaboración con la Fiscalía y la Policía Nacional capturaron en Valdivia, Antioquia a Neyder García Zapata, conocido por el alias de ‘Felipe’, cabecilla de la compañía Tarazá del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“Me permito informar que en impecable operación coordinada entre @FuerzasMilCol, @PoliciaColombia y @FiscaliaCol, fue capturado en Valdivia, Antioquia, Neyder García Zapata, alias Felipe, cabecilla de la compañía Tarazá del grupo narcoterrorista Eln”, informó Duque.

Asimismo, el mandatario agregó que alias Felipe “cuenta con un prontuario criminal de más de 5 años en el Eln”.

Según información preliminar, García tiene órdenes de captura por delitos de concierto para delinquir agravado.

“Con esta captura se afecta el Frente ‘Darío Ramírez Castro’, dedicado también al narcotráfico, extorsión y minería ilegal”, precisó Duque.

Fuente: https://bityl.co/5nGZ

Autoridades rescatan Comisión Médica que fue secuestrada en Caucasia

El Gaula militar y el CTI lograron liberar a una comisión médica que había sido secuestrada en el Bajo Cauca Antioqueño, al parecer, por el Grupo Armado Los Caparros.

Según la Fiscalía General de la Nación, hombres que se identificaron como integrantes del Grupo Armado Organizado Los Caparros secuestraron a estos dos profesionales de la salud, el viernes 19 de febrero, hechos ocurrido en el corregimiento Cuturú, de Caucasia, Bajo Cauca antioqueño.

Los rescatados aseguraron que fueron retenidos cuando acudieron a un llamado que les habían hecho para atender una emergencia en ese caserío.

Al parecer, los dos hombres permanecían privados de la libertad en la misma ambulancia en la que se movilizaban.

La Fiscalía adelanta las pesquisas para individualizar, capturar y judicializar a los responsables del hecho. 

Fuente: https://bityl.co/5jFj

A la cárcel dos personas acusadas del homicidio de un policía en Caucasia

El pasado domingo 14 de febrero dos hombres atacaron a tiros a dos policíasuno murió identificado como Edison Ferney Parra Cadavid, de 35 años de edad, de inmediato fueron capturados dos hombres acusados de ser los responsables. Los dos delincuentes fueron judicializados de inmediato. A los procesados se les incautó se les incautó dos armas de fuego y la motocicleta en la que se movilizaban.

Los acusados son Julio César Ávila de la Vega y Luwding Pacheco Perneth, fueron enviados a la cárcel de manera preventiva por solicitud de la Fiscalía General, como presuntos responsables de homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal agravado. Pero ninguno de los procesados se allanó a los cargos.

“En coordinación con la Fiscalía General vamos a investigar todos los hechos en los que resulten lesionados todos nuestros compañeros policías, serán llevados a las instancias judiciales correspondientes y sobre ellos caerá todo el peso de la ley”, dijo el coronel Jorge Cabra comandante de la policía Antioquia.

La Fiscalía informó que se trata de establecer si este ataque sicarial fue ordenado por la banda criminal Clan del Golfo en un denominado plan pistola en retaliación por la muerte de alias Marihuano durante un operativo de la fuerza pública.

Fuente: https://bityl.co/5fL7

Fue abatido alias “Tilico”, presunto cabecilla de Los Caparros

Fue dado de baja alias “Tilico”, presunto cabecilla urbano de “Los Caparros” en Caucasia, Antioquia. El hecho tuvo lugar en el corregimiento de Puerto Bélgica, zona rural del municipio de Cáceres.

Se trata de un operativo mediante la campaña militar y policial “aquiles”, en coordinación con la Fuerza Aérea y la Fiscalía General de la Nación.

Los hechos se presentaron cuando el personal policial del GOER-DICAR, ingresaron a un inmueble con el fin de realizar diligencia de registro y allanamiento, y al ser recibidos con disparos, los uniformados reaccionaron y neutralizaron la amenaza.

Esta operación permitió la neutralización de uno de los principales dinamizadores de los cobros extorsivos en zona urbana de Caucasia.

“Tilico” había sido capturado en 2017, por su participación en el lanzamiento de una granada en la discoteca Bora Bora en Caucasia, que generó más de 36 lesionados.

Este cabecilla se encontraba indiciado dentro de un proceso investigativo por concierto para delinquir y homicidio, por tres hechos ocurridos en el municipio de Caucasia, que dejaron cinco muertos.

En el operativo se incautaron los siguientes materiales: 2 pistolas 9mm, 3 proveedores calibre 9 mm 26 cartuchos de 9 mm, 40 cartuchos de 38 mm y 2 celulares.

Policía fue asesinado cuando realizaba labores de patrullaje en Caucasia

En el sector conocido como Pueblo Nuevo, en el municipio de Caucasia, Antioquia, dos hombres dispararon contra Edison Ferney Parra Cadavid, un uniformado de la policía que estaba haciendo vigilancia en la zona. Por la gravedad de las lesiones el patrullero murió en el sitio del ataque. 
 
Minutos después, compañeros del oficial lograron la captura de los dos responsables del homicidio a quienes se les incautaron dos armas de fuego y la motocicleta en la que cometieron el crimen.

Según las primeras informaciones, se trataría de integrantes del Clan del Golfo.  
 
El comandante de la Policía en Antioquia, coronel Jorge Cabra, aseguró que “lamentablemente uno de nuestros hombres fue asesinado en el cumplimiento de su deber. Este tipo de ataques son perpetrados por los grupos criminales en respuesta a los controles efectivos que estamos realizando en estos municipios”.  

Luego del ataque, los comerciantes de la zona decidieron cerrar sus locales, por temor a posibles enfrentamientos entre la fuerza pública y las estructuras criminales. 
 
El homicidio del patrullero Parra Cadavid, se suma al ataque del que fueron víctima dos uniformados que permanecían en una patrulla en el sector conocido como La Electrificadora de Segovia.
 
En respuesta al atentado, los uniformados dispararon contra los criminales que se desplazaban en una motocicleta, uno de ellos perdió la vida en el sitio y el otro tuvo que ser trasladado a un centro asistencial de Medellín para una intervención quirúrgica por la gravedad de las lesiones. 
 
Según las primeras investigaciones, los hombres, de nacionalidad venezolana, hacían parte del Clan del Golfo y estaban cumpliendo indicaciones de un cabecilla.

La policía manifestó que este hecho confirma las versiones sobre el reclutamiento por parte de estructuras paramilitares de ciudadanos venezolanos en zonas como el Bajo Cauca antioqueño.

Fuente: https://bityl.co/5cSu

En coliseo de Caucasia permanecen 161 familias desplazadas por amenazas

Ya son 161 familias, representadas en 510 personas, entre niños y adultos, que permanecen en el coliseo municipal de Caucasia, Bajo Cauca antioqueño, tras desplazarse de la vereda Río Man de Cáceres por las amenazas de los grupos armados ilegales que hacen presencia en el territorio.

El alcalde de Caucasia, Félix Olmedo, dijo que como el coliseo no contaba con las condiciones para albergar a todas las familias, se les propuso trasladarlas a la antigua sede del hospital del municipio, pero se negaron por temor a ser contagiados de coronavirus.

El mandatario local aclaró que la antigua sede del hospital no presta servicios de salud y fue higienizada, pero para tranquilidad de las familias, permanecerán en el coliseo con ayudas humanitarias y apoyo psicosocial hasta que regresen a la vereda, bajo condiciones de seguridad.

"Aunque esta vereda es jurisdicción de Cáceres, está ubicada más cerca del casco urbano de Caucasia. Nosotros los estamos atendiendo con todos los protocolos que se establecen para este tipo de situaciones”, destacó.

¿Ayudas humanitarias?

El director de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, Wilson Córdoba Mena, aseguró que hay un “pánico colectivo” por la presencia de los grupos armados en la zona.

Los desplazados recibieron las primeras ayudas humanitarias como sábanas, cobijas, toldillos y elementos de cocina, por parte de la Unidad para las Víctimas. Según algunos líderes, solo diez habitantes quedaron en la vereda de Cáceres y los otros huyeron por temor.

Según algunos líderes, solo diez habitantes quedaron en la vereda de Cáceres y los otros huyeron por temor. Del total de familias desplazadas, 40 permanecen en el coliseo municipal de Caucasia. Las otras se auto albergaron en casas de amigos y familiares, donde esperan garantías de seguridad para volver.

Fuente: https://bityl.co/5Wyb

Contraloría General de Antioquia realizó auditoría en el Hospital de Caucasia

La Contraloría General de Antioquia, mediante auditoría al Hospital de Caucasia, encontró hallazgos administrativos y disciplinarios que dejan en evidencia los riesgos que implica las finanzas del centro clínico y la prestación del servicio médico.

La Contraloría General de Antioquia, mediante auditoría al Hospital de Caucasia, encontró hallazgos administrativos y disciplinarios que dejan en evidencia los riesgos que implica las finanzas del centro clínico y la prestación del servicio médico.

Respecto de los hallazgos administrativos la Contraloría evidenció un deterioro acumulado de cuentas por cobrar, a corte de diciembre de 2019, que ascendía a 6.074 millones de pesos. Sumado a ello, el órgano destacó que no hay registro del inventario físico de bienes ni tampoco un sistema de costos.

El incumplimiento de la Gestión Documental es uno de los apartados que tuvo en cuenta la entidad en los hallazgos disciplinarios. Para la Contraloría estas evidencias también afectan la pérdida de control en procesos misionales, debido a una alerta emitida por la tercerización de los servicios.

Estas evidencias se complementan con beneficios de auditoría en el Hospital por más de nueve millones de pesos y hallazgos fiscales por 50 millones de pesos. 

Fuente: https://bityl.co/5WyZ

65 familias de Cáceres que se desplazaron el año pasado, recibieron ayudas

La Unidad de Víctimas capítulo Antioquia, entregó ayudas humanitarias a 222 campesinos que se desplazaron de la vereda Buenos Aires del municipio de Cáceres el pasado mes de noviembre del 2020, pero que debido al miedo y las continuas amenazas de grupos ilegales se trasladaron a la vecina población de Caucasia, municipio que los acogió.

Esta oficina les entregó alimentos a las 65 familias que derivan el sustento de los cultivos de plátano, yuca, maíz, arroz y de la cría de especies menores, además de la pesca.

“La Unidad para las víctimas viene atendiendo cada una de las eventualidades que han venido sucediendo en el Bajo Cauca. El año pasado se invirtieron 2.200 millones de pesos a los municipios que hicieron el trámite. Estos recursos le apuntaron a la prevención de estos hechos que sucedieron y afectaron a la integridad de las víctimas”, aseguró Wilson Córdoba director de esta unidad en Antioquia.

El funcionario señaló que durante el año 2020, de los 16 desplazamientos reportados en Antioquia, 10 ocurrieron en el Bajo Cauca, siendo la subregión más golpeada con este hecho victimizante que obliga a las personas abandonar sus viviendas para salvaguardar su integridad.

Fuente: https://bityl.co/5R4k

Avanza la segunda etapa de las obras del Hospital de El Bagre

Avanza la segunda etapa de las obras de la ESE Hospital  Nuestra Señora Del Carmen, en el municipio de El Bagre. En diciembre del 2020 iniciaron las obras del nuevo hospital público del municipio de El Bagre en el Bajo Cauca antioqueño. Las nuevas instalaciones serán entregadas a mediados del 2022 y buscan mejorar la atención hospitalaria en esa subregión del departamento. 

Actualmente más del 95 por ciento de los empleados que trabajan en este proyecto son oriundos de El Bagre, una apuesta por mejorar la economía de los habitantes de esa localidad. 

La construcción de la E.S.E hospital tiene un plazo de 18 meses y una inversión de 13 mil millones de pesos.

Fuente: https://bityl.co/5R4r

Asesinato de la cuñada del alcalde de Tarazá

A menos de 300 metros de la estación de Policía, y un kilómetro de la alcaldía, se perpetró un nuevo asesinato en Tarazá, Antioquia. La víctima fue María Loaiza Vera, cuñada del alcalde de este municipio, uno de los que más ha padecido la violencia producto de la disputa entre Caparros, Clan del Golfo y disidencias de las Farc por el control de la zona, un corredor del narcotráfico.

Sucedió el pasado 26 de enero y, según el alcalde Deivisón Moreno, el crimen tendría que ver con las amenazas en su contra recibidas los últimos días: María Loaiza era la encargada de cuidar a las dos hijas del mandatario, si bien en el momento de los disparos no estaban junto a ella.

Moreno le dijo a Caracol Radio que no descarta que “esté relacionado con las amenazas que he recibido, porque es la persona que más contacto tiene conmigo y con quien me veo prácticamente todos los días”. Lo que inquieta del asesinato no es solo su comisión en los alrededores de la estación de Policía, sino que se haya dado un momento en el que hay mayor pie de fuerza del Ejército, por la coyuntura de inseguridad que se vive.

“Gracias a Dios las niñas no se encontraban con ella”, manifestó a la cadena radial Deivisón Moreno, quien hizo un llamado de atención al Gobierno Nacional. Por las amenazas, lleva meses pidiendo un esquema de seguridad que hasta el momento la Unidad Nacional de Protección no le ha asignado:

Es preocupante la situación acá en Tarazá. En éste momento me tocó salir de mi casa y venirme a vivir a una cuadra de la estación de Policía

Pese a los consejos de seguridad cada vez más frecuentes en la zona, el mandatario manifestó que no contribuyen con el apaciguamiento de las manifestaciones de violencia. “Solo quedan en el acata y no pasa nada. Acá en el bajo Cauca no tenemos dolientes y en especial Tarazá”, denunció. Y tiene razón: solo en enero de este año se han documentado 14 homicidios, el doble que en el mismo periodo de 2020.

Además del asesinato de María Loaiza Verá, los pobladores del municipio están consternados porque desde el fin de semana pasada hay dos jóvenes desaparecidos, Juan Camilo Taborda, de 23 años de edad y Andrés Felipe Quintero, de 17 años. Ambos fueron obligados a bajar de un bus que iba rumbo a Medellín, luego de ser interceptado por un grupo armado.

Entregan bienes por más de $4.900 millones para reparación a víctimas de las AUC

La Fiscalía General de la Nación, a través del Grupo de Persecución de Bienes de la Dirección de Justicia Transicional, materializó la entrega al Fondo para la Reparación a las Víctimas, de 15 inmuebles que pertenecían a las extintas estructuras paramilitares Bloque Central Bolívar (BCB) y Bloque Casa Castaño de las Autodefensas Unidas de Colombia –AUC–, por valor aproximado de $4.911’660.192.

Entre los bienes afectados se encuentran 10 propiedades vinculadas con el Bloque Central Bolívar: 4 ubicados en el casco urbano del municipio antioqueño de Caucasia, avaluados en $2.563’728.000, y 6 más ubicados en Medellín, Antioquia, con un avalúo de $960’937.000. 

Sobre estos predios, la Magistratura del Tribunal Superior – Sala de Justicia y Paz de Bucaramanga, Santander, impuso medidas cautelares. 

Es de recalcar que 6 de los inmuebles fueron objeto de persecución por parte de la Fiscalía, por estar vinculados con Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias Macaco, exmáximo cabecilla del Bloque Central Bolívar y quien fue excluido de Justicia y Paz. Los bienes restantes fueron denunciados en versión libre por el postulado Carlos Mario Ospina Bedoya, alias Tomate, desmovilizado de esa estructura de las AUC. 

También fueron entregados al Fondo para la Reparación a las Víctimas 5 inmuebles vinculados con la extinta estructura criminal Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá –Accu–, correspondientes a un apartamento, un parqueadero, un depósito, un local comercial y una casa lote, ubicados en la zona urbana de la ciudad de Medellín, avaluados en $1.386’995.192. 

La persecución de estos bienes tuvo origen en la versión libre del postulado Rodrigo Alberto Zapata Sierra, cuya investigación permitió establecer que los mismos estaban relacionados con la extinta organización criminal que dirigían Carlos, Vicente y Fidel Castaño Gil, ya que pertenecían a una de sus hermanas, quien participó en las actividades ilícitas desarrolladas por ellos. 

Los predios fueron afectados con medidas cautelares por la Magistratura del Tribunal Superior – Sala de Justicia y Paz de Medellín. 

Fuente: https://bityl.co/5NPK

BajoCauca.com ©