Posts in Category: Caucasia

Cae jefe de sicarios de Los Caparrapos y quien habría planeado cerca de 30 asesinatos

Cae uno de los más buscados en #Antioquia con 8 sujetos más de Los Caparrapos que delinquen en el #BajoCauca.

El coronel Carlos Mauricio Sierra Niño, comandante del departamento de Policía Antioquia, así lo aseguró.

Con el jefe de sicarios de Los Caparrapos, banda narcotraficante, se dieron otras ocho capturas. Este sería un fuerte golpe al mundo de la delincuente que opera en el Bajo Cauca antioqueño.

“Es el golpe más contundente que se le da a Los Caparrapos. Se capturan a nueve personas, entre ellas su cabecilla alias 'Marín'; el segundo al mando de este grupo, alias 'Cremas', y también cae el jefe de los sicarios, quien habría participado en al manos 30 homicidios”, afirmó el coronel Sierra.

Los operativos de captura se realizaron en Medellín, Caucasia y Yolombó, con la participación de 300 hombres.

Así mismo, se ejecutaron cuatro órdenes de captura en establecimientos carcelarios de Antioquia.

Uno de los capturados está en el cartel de los más buscados de Antioquia, alias ‘Moña’.

Los detenidos fueron dejados a disposición de la autoridad competente por los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio y porte ilegal de armas.

Fuente: http://bit.ly/2oBJfxM

En el Bajo Cauca hay que ser ciego, sordo y mudo

Este año han asesinado a ocho líderes sociales en el Bajo Cauca antioqueño: cuatro en Cáceres, dos en Caucasia y dos en Tarazá. Pero ellos no son los únicos muertos. Van 334 homicidios.

Entender las causas de la muerte allí es tan complejo como entender el contexto de una subregión que vive disputas entre grupos residuales de las AUC, brazos armados del ELN, el proceso de reinserción de las Farc y un proyecto para sustituir cultivos de coca voluntariamente.

Mientras, sus habitantes sufren no solo las consecuencias de esos problemas, sino también los coletazos de la emergencia en Hidroituango, y su economía (cuyo motor es la minería informal) cada vez se atranca más.

Una estela de guerra

Siete horas en bus de Medellín a Caucasia. En el camino se pasa de largo por Valdivia, Tarazá y Cáceres, donde está el 70 por ciento de la coca de Antioquia.

En las extensas zonas rurales que separan los cascos urbanos, dicen los que saben que se encuentran los grupos armados que desde hace más de veinte años se disputan o se comparten el control de una de las zonas más geoestratégicas para el tráfico de los negocios ilícitos en Colombia.

Grupos que están expulsando gente: las cifras de la Alcaldía de Medellín, a donde suelen huir los desplazados antioqueños, muestran la llegada de 3.336 desplazados del Bajo Cauca entre enero y junio de este año.

Tarazá es el municipio más expulsor con más de dos mil personas que arribaron a la ciudad, casi el mismo número de las que salieron del municipio, una cifra que venía bajando desde 2013, cuando tuvo 2.475 mil expulsados, según el Registro Único de Víctimas. En lo que va del año, el número de desplazados superó el de todo el 2017 en un 485 por ciento.

Pero a Medellín no llegan ni la mitad de los desplazados de Cáceres, que son 2.571 en lo que va del año; y de Caucasia han llegado a la capital 368 personas de las 591 que han huido del municipio.

Allí son más los que se quedan.

Un señor de 60 años, nativo de Caucasia, me dijo: “He visto peores tormentas en todos los años que he vivido acá”.

La última la vivió entre el 2008 y el 2012, pues luego de la extradición de Macaco y Cuco Vanoy, mandos importantes de las AUC en la subregión, se disputaron el control las Águilas Negras, aliados con los Caparrapos, y Los Rastrojos.

En 2010 hubo más de 40 ataques con granadas o petardos en lugares de comercio de Caucasia, según el Distrito de Policía Especial para el Bajo Cauca. Ese mismo año fue el de más homicidios en la historia del municipio: 128; y el de más desplazamientos en la subregión con nueve mil en los últimos diez años, según el Registro Único para las Víctimas (RUV).

Fue una guerra muy parecida a la que se vive ahora.

Luego, la región vivió una tensa tranquilidad desde 2012 cuando las Águilas Negras y Los Rastrojos llegaron a un acuerdo para unirse y convertirse en los frentes Julio César Vargas, Francisco Morelos Peñalta y el de Virgilio Peralta Arenas adscritos a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

Se rompió cuando este último, más conocido como los Caparrapos -dicen que porque varios de sus miembros iniciales venían de Caparrapí, en Cundinamarca-, decidió declararse disidencia a finales del año pasado.

Tener la suerte de que la guerra no te toque

 

 

La nueva guerra empezó con alertas.

En la madrugada del 29 de diciembre del 2017 estalló un artefacto en Bora Bora, una de las discotecas más grandes de Caucasia, que dejó 39 heridos.

En enero, hombres armados llegaron a siete veredas de Cáceres para anunciar enfrentamientos y pedirle a los habitantes abandonar sus casas, por lo que se desplazaron 356 personas, el primer desplazamiento masivo de los cinco que se dieron ese mismo mes dejando 1.695 personas afectadas, según alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo.

¿Quiénes corren peligro?

En Caucasia, la respuesta del señor del mototaxi, de la señora que atiende en la cafetería, de líderes, fuentes oficiales y conocedores del municipio coinciden: “la persona de bien, vive bien”, “si no te metes con ellos, puedes estar tranquilo”.

Según fuentes de la Policía, los 94 homicidios registrados en Caucasia este año hasta el viernes 27 de julio, son fruto de la guerra entre el Clan y los Caparrapos, y por eso las víctimas eran, en su mayoría, vendedores de drogas, campaneros, extorsionistas, sicarios, paga diarios y colaboradores de esos dos grupos.

Pero el riesgo no solo es hacer parte de ellos.

La noche en la que asesinaron a Robert Jaraba, uno de los ocho líderes asesinados en el Bajo Cauca, un familiar le recomendó no salir de fiesta porque la ciudad estaba peligrosa. “Yo no le debo nada a nadie”, respondió.

Y no es la única historia. Dos líderes del municipio recordaron el homicidio de Juan Carlos Zabala en enero, un joven que nada tenía que ver con las bandas del barrio, pero al que le dispararon poco después de haber denunciado en la Policía una olla cerca de su casa.

“Si te matan a un ser querido, llóralo, entiérralo y no más”, explica una líder que recuerda que en alguna ocasión quiso convocar una marcha por la vida, pero rápidamente le llegaron rumores de que era mejor que no lo hiciera.

Rumores, eso es lo que llega y es suficiente para causar temor y coartar a las personas. Un enlace de la Mesa de Víctimas de Caucasia contó que su trabajo se ha apaciguado desde que empezaron los ataques a líderes sociales. No han querido moverse ni hacerse visibles pues, aunque no han recibido amenaza directa, el miedo está.

Además, sus dos hijas tuvieron que desplazarse a Medellín: una fue abordada por dos hombres en una moto que “se burlaron de ella por ser lesbiana” y le advirtieron que no la querían ver en la ciudad. La otra, luego de ver cómo un conocido suyo le disparó a un hombre, decidió irse por temor a que tomara represalias en su contra.

Otros enlaces de la Mesa de Víctimas que lideraban los temas de jóvenes y desaparición forzada salieron de Caucasia porque sentían miedo de realizar su trabajo allí, según esta fuente.

La muerte no solo llega por ser líder

En esa revuelta murieron Ana María Cortés, en Cáceres; y Robert Jaraba, en Caucasia. Son los dos asesinatos de líderes más recientes, en el mes y medio que va después de la segunda vuelta presidencial. Ella, líder política; él, líder sindical.

Ana María Cortés fue asesinada el 4 de julio a eso de las 7 de la noche a la entrada del pueblo, en una cafetería que visitaba diariamente. Robert Jaraba, cerca de la medianoche del 16 de julio, en Noche de Reinas, uno de los dos burdeles más conocidos de la ciudad.

Ambas muertes se enmarcan en la guerra que se anunció a finales del año pasado.

Que eran líderes es una realidad.

Cortés lo fue en la campaña de la Colombia Humana en Cáceres, coinciden las personas que acompañaron el nodo en el pueblo y Edith Navarro, encargada de la campaña en el Bajo Cauca.

Era más que una colaboradora: convocó, organizó y compartió la propuesta de Petro en el casco urbano, además de ser testigo electoral en las votaciones.

Sin embargo, ni ella ni su grupo de seis personas en la Colombia Humana recibieron amenazas en medio de la campaña; no hubo denuncias de constreñimiento y ni siquiera quienes se adentraron a las zonas montañosas, donde hay mayor presencia de ilegales, recibieron un mensaje negativo por esa actividad.

“No le conocimos un contexto muy profundo de ser líder social, a ella le gustaba más eso de la política” dijo un cercano suyo, que habló, como la mayoría de fuentes de esta historia, bajo la condición de proteger su identidad por miedo a la violencia.

Lo confirmaron dos personas más que viven en el pueblo hace más de diez años.

El personero Anderson Piedrahita corroboró que Ana María no hacía parte de ninguna asociación o junta de acción comunal. Pero con fechas imprecisas, se sabe que trabajó en la Personería de la alcaldía de Davinson Correa (2008-2011), para quien también hizo campaña en su momento.

Durante la emergencia de Hidroituango en mayo, tomó la vocería en el punto de encuentro dispuesto en Cáceres para los afectados exigiendo ayudas humanitarias.

La líder de la Colombia Humana, según cinco fuentes, había vuelto a su pueblo a principio de este año, pues en los últimos dos se había desplazado a Medellín por amenazas que no pudimos identificar.

Una fuente cercana a ella contó que desde entonces la Policía la perseguía y la abordaba en la cafetería que visitaba a diario en Cáceres. Piedrahita confirmó que Ana María hizo dos quejas por malos procedimientos policivos, pero que en ninguno expresó amenazas de la institución.

Uno de sus amigos más cercanos nos dijo que dos días antes de su muerte le comentó que había regresado al pueblo porque quería saludar a su familia, pero que sabía bien que no podía volver, y por eso pensaba dejar el municipio lo antes posible. No alcanzó.

Por su parte, Robert Jaraba también era reconocido como líder en Cerro Matoso, empresa para la que trabajó 16 años en Montelíbano, sur de Córdoba, donde se vive una guerra muy parecida a la del Bajo Cauca como contamos. Pero visitaba con frecuencia Caucasia, que queda a menos de una hora, pues allí nació y vive la mayoría de su familia.

Jaraba, quien era operador de máquinas en la Mina e hizo parte del Comité de Certificación del Sena que capacitó a unos 140 trabajadores de la empresa, fue uno de los fundadores del sindicato Sintramineros en 2012.

Como en el caso de Cortés, sus compañeros del sindicato y familiares niegan que su papel ahí fuera fruto de incomodidad para alguien.

“A él no le gustaba enfrentarse y pelear con los directivos, sino más bien encontrar soluciones prácticas para ambos”, dice uno de sus seres más queridos.

Aunque tenía una lucha por tierras, no era un líder de ese sector.

Desde diciembre del 2017 llevaba el proceso de reclamación de un predio llamado Las Delicias, en la vereda La Mojosa, Cáceres, que le despojó el exparamilitar ´Macaco’ a su padre Atilano en 1998.

Según la Unidad de Restitución de Tierras, no manifestó amenazas por esa actividad; de hecho, era el único entusiasmado de la familia porque creía que ya estaban cerca de recuperar su finca, aunque el proceso apenas está en estudio formal.

Sus más allegados también desmienten lo que se difundió en prensa sobre un ataque personal que recibió semanas antes de su muerte. El hecho fue en enero; dos hombres en moto le tiraron una piedra al ventanal de su casa en Montelíbano. Nunca pudieron identificar el porqué.

En los dos casos, las autoridades dicen por fuera de micrófonos que los asesinatos no se deben a su condición de líderes.

Información extraoficial de la Policía arroja que Cortés estaba siendo investigada por pertenecer al Clan del Golfo y tenía un hijo en la organización criminal. Efectivamente, a los trece días del homicidio, el Ejército capturó su hijo, Camilo Andrés Chaverra Cortés, presunto integrante del Clan del Golfo.

Esa versión responsabiliza la muerte de Cortés a los Caparrapos, grupo para el que supuestamente ella trabajó en el pasado, antes de abandonar el pueblo, hace más o menos dos años.

El Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, aseguró que tienen pruebas contundentes de que el autor del crimen sería alias “Jonás”, líder de los Caparrapos.

Según esta misma fuente, hay indicios de que la muerte de Robert tuvo que ver con su hermano Anuar, quien es el cuñado de alias Carlitos, un caparrapo de Caucasia que fue herido de bala el 14 de julio y murió el mismo día que el líder de Cerro Matoso.

La teoría que comparten algunos familiares es que al que querían matar era a su hermano y pudo ser un error porque los dos se parecían físicamente. Ninguno se imaginó que Robert pudiera morir de esa forma, “él siempre le huía a los problemas”.

Esta semana la Policía capturó al presunto asesino: alias Cristian, quien se desempeñaba como sicario de los Caparrapos en Caucasia, según las autoridades.

Pero el liderazgo vulnerado en el Bajo Cauca va más allá, y se concentra más que todo en las veredas, entre cultivos de coca y el asedio de Clan del Golfo y los Caparrapos.

Fuente: http://bit.ly/2NVhDia

Asesinado policía en ataque a patrulla en Caucasia

El patrullero Breiner Camilo Monroy resultó herido de muerte después de un ataque con armas de fuego al vehículo en el que se desplazaban varios uniformados, en la vía que de Caucasia conduce a El Bagre (Bajo Cauca antioqueño). El policía de 23 años era oriundo del municipio de Riosucio, Caldas, y llevaba un año en la institución.

La patrulla fue atacada en horas de la mañana cuando los uniformados se dirigían a verificar un caso en el sector conocido como Agua Linda. Monroy resultó herido en el atentado y llegó sin signos vitales al centro asistencial de Caucasia a donde fue remitido de urgencia.

El mayor Wilson Ortega Martínez, comandante encargado del distrito de Policía de Caucasia, lamentó el asesinato y aseguró que “ya se creó un grupo de investigación encargado de esclarecer los hechos y dar con los responsables”. 

El mayor Ortega también expresó las condolencias a la familia del uniformado asesinado que, según él, “había sido reconocido por su labor en varias operaciones policiales en el Bajo Cauca”.

Fuente: http://bit.ly/2BxDWJd

En Caucasia, lluvias inundaron más de cinco barrios

Las autoridades del municipio de Caucasia trabajan en la elaboración de un censo de las cerca de 3.000 personas que resultaron afectadas con la creciente súbita que en la madrugada del pasado domingo 29 de julio causaron inundaciones en cerca de diez barrios de la localidad.

Según Eduardo Valencia, jefe de Comunicaciones del Cuerpo de Bomberos de Caucasia, este lunes el panorama es mucho mejor en el municipio, pues ya las aguas (que convirtieron a la zona afectada en una especie de isla) fueron evacuadas en su totalidad.

Agregó que las labores se concentran en la limpieza de las calles y en establecer plenamente la identificación de las familias afectadas y damnificadas para las ayudas oficiales.

“Como tal, la emergencia ya pasó. Esta se originó no tanto por la creciente del río Cauca sino por el desbordamiento de varios caños del municipio, que en parte se da porque las comunidades arrojan toda clase de basuras y desechos en ellos”, explicó Valencia.

Los barrios más afectados fueron Buenos Aires 2, El Triángulo Abajo, San Rafael, Villagrande, Clemente Arrieta y El Poblado.

Las inundaciones no causaron tragedias humanas, aunque los bomberos debieron rescatar a varios ancianos y una familia con varios niños.

“En este momento no hay familias albergadas, porque no hubo necesidad de habilitar albergue, pero sí hubo muchas familias que lo perdieron todo, aunque no hubo viviendas arrasadas ni afectadas en su estructura”, señaló el vocero del Cuerpo de Bomberos local.

Las lluvias se presentaron en la madrugada del domingo y generaron la creciente súbita que, gracias a la oportuna intervención de los organismos de socorro y de varias dependencias de la Alcaldía, con ayuda de maquinaria del municipio, se logró la evacuación a tiempo de las aguas antes del anochecer del domingo.

“Las secretarias de Gobierno, Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Bomberos Caucasia y Defensa Civil se encuentran en las zonas afectadas brindando apoyo y acompañamiento a las familias que resultaron afectadas por el fenómeno natural”, señala la Alcaldía.

Fuente: http://bit.ly/2vy8cNZ

Inundaciones en Caucasia dejan cerca de dos mil personas damnificadas

Las fuertes lluvias que se presentaron en el municipio durante la madrugada desbordaron dos caños inundando más de 10 barrios.

René Bolívar, coordinador de la Unidad de Manejo de Desastres del Dapard, indicó que de acuerdo al reporte entregado por el comandante de bomberos de Caucasia (Bajo Cauca antioqueño), cerca de 100 viviendas resultaron afectadas.

El nivel de las aguas superó el metro de altura en algunos lugares. Más de 10 barrios terminaron inundados y el primer balance indica que cerca de 2 mil personas quedaron damnificadas.

Las lluvias que se registraron hacia las 2:00 a.m. generaron el desbordamiento de los caños El Silencio y Atascoso, además la cantidad de basura y material vegetal no permitía el paso normal de estos. 

"Estamos hablando de más de 12 barrios hasta el momento como son Caracolí, El Poblado, Buenos Aires. Van más de 100 viviendas que han sido afectadas por este desbordamiento aunque ya ha bajado el nivel, teniendo en cuenta que fue a las 2:00 a.m.", agregó. 

Con moto bombas, los organismos de socorro comenzarán a evacuar el agua que continúa en las calles del municipio. 

"Están las entidades de socorro, los bomberos, la Defensa Civil apoyando esta labor de limpieza, porque es una situación de emergencia en la cual, tenemos barrios como La Esperanza, La Playa, que son los más afectados por esta inundación", señaló Fernando Gómez, secretario de Gobierno de Caucasia.

Las autoridades adelantan un ceso para determinar el número exacto de damnificados, quienes permanecen aún con el agua en sus viviendas.

Fuente: http://bit.ly/2LYulvC

Más de 17 mil artículos de contrabando fueron incautados en Caucasia

En el marco de la estrategia integral de la lucha contra el contrabando, el lavado de activos y la evasión fiscal, La Policía Fiscal y Aduanera en coordinación con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales seccional Medellín, desarrolló múltiples operativos de impacto contra el contrabando en los diferentes establecimientos comerciales abiertos al público ubicados en Caucasia Antioquia.

La Policía Fiscal y Aduanera POLFA y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales DIAN,  con el apoyo de más de 50 uniformados de los grupos operativos y del Escuadrón Móvil Antidisturbios del Municipio de Caucasia, se logró extraer del mercado ilegal  987 pares de calzado, 4.398 unidades de confecciones, 57 unidades de perfumería, 191 unidades de elementos de aseo, 18 teléfonos celulares y 11.420 unidades de otros elementos los cuales llegaron de China, Perú, Francia Y Vietnam avaluadas en   172.798.988 millones de pesos.

En atención a constantes denuncias por parte de la ciudadanía e investigaciones los funcionarios de la POLFA se detectaron en diferentes establecimientos el almacenamiento de estas mercancías de tal manera que fueran ocultas con otra clase de elementos, utilizaban la exhibición de pocos productos para evadir fácilmente los controles aduaneros; así mismo, realizaban distribución a través de domicilios.

Cabe resaltar que las mercancías aprehendidas fueron dejadas a disposición de la Dian.

Capturados presuntos responsables de homicidio de Policía en Caucasia

En el corregimiento El Doce del municipio de Tarazá, fueron capturados dos presuntos miembros del Clan del Golfo quienes en su poder tenían la pistola con la que al parecer fue asesinado el patrullero Víctor Manuel Bertel González cuyo cadáver apareció en las últimas horas a orillas del río Cauca.

Los capturados además serían los encargados de realizar la recolección de los alucinógenos en el corregimiento el doce y realizar los cobros de extorsiones a pobladores de esa zona.

El patrullero había salido del municipio de Tolú, Sucre, el pasado cuatro de julio hacia su lugar de trabajo en Yarumal, norte de Antioquia, pero sus familiares reportaron su desaparición cuando transitaba por el bajo Cauca.

Según los investigadores, en el bus donde se transportaba, el patrullero Bertel González fue interceptado por miembros del Clan del golfo, quienes lo requisaron y al encontrarle elementos como el uniforme de la intuición se lo llevaron, lo asesinaron y arrojaron el cadáver al río Cauca, en el municipio de Tarazá.

Fuente: http://bit.ly/2Njiokz

Tres volquetas fueron quemadas en la vía Caucasia - Zaragoza

Cerca del medio día de este viernes, desconocidos incineraron tres volquetas en la vía entre los municipios de Caucasia y Zaragoza, Bajo Cauca Antioqueño.

Según la información preliminar entregada por Policía Antioquia, los hechos se registraron en el kilometro 18, sector el Brasil. Los vehículos pertenecen a un consorcio que adelanta obras en dicha vía.

La maquinaría de trabajo robusto pertenecía a uno de los consorcios que trabajan en las obras de las Autopistas del Nordeste.

Además, Invias informó que por esta situación está restringido el paso entre las dos localidades.

El pasado 26 de enero, se registró un hecho similar cuando fueron quemados 20 vehículosen la carretera entre Segovia, Zaragoza y Caucasia.

Continua cierre total en la vía Medellín- Caucasia

Invías informó este domingo que continúa el cierre total preventivo en la vía Medellín - Caucasia, para los sectores Puerto Valdivia - Tarazá y Cáceres por parte de las autoridades del sector.

La medida se toma luego de la creciente registrada el pasado sábado debido al destaponamiento de un túnel de la represa de Hidroituango y que solo se disminuyó a las 6:00 p.m. cuando una nueva obstrucción en dicho túnel ocasionó la reducción del caudal.

Continua cierre total en la vía Medellín- Caucasia Así quedó el puente viejo de Puerto Valdivia. FOTO EJÉRCITO Santiago Cárdenas Herrera Invías informó este domingo que continúa el cierre total preventivo en la vía Medellín - Caucasia, para los sectores Puerto Valdivia - Tarazá y Cáceres por parte de las autoridades del sector. La medida se toma luego de la creciente registrada el pasado sábado debido al destaponamiento de un túnel de la represa de Hidroituango y que solo se disminuyó a las 6:00 p.m. cuando una nueva obstrucción en dicho túnel ocasionó la reducción del caudal. El incremento de las aguas afectó sectores ribereños del corregimiento de Puerto Valdivia, en el municipio de Valdivia.

Se solicitó la evacuación como medida preventiva de familias, cuyo número está determinando el Consejo de Gestión del Riesgo del municipio de Valdivia y la afectación de tres puentes peatonales, ubicados en los 38 kilómetros abajo entre la presa y Puerto Valdivia. A esta hora no se han reportado víctimas, heridos o desaparecidos. Las autoridades indicaron que es muy importante que las comunidades ubicadas aguas abajo del proyecto, en los municipios de Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí sigan las indicaciones de las entidades de Gestión del Riesgo.

Cuatro muertos dejó explosión en local comercial en Caucasia

Autoridades adelantan un Consejo de Seguridad en Caucasia Antioquia, para establecer las causas de la explosión.

Cuatro personas muertas, entre ellas dos menores de edad, dejó una explosión en un local comercial de videojuegos en Caucasia, Bajo Cauca antioqueño. Los hechos ocurrieron en el barrio Loma Fresca. Las autoridades hacen presencia desde esta madrugada en el lugar para identificar las causas del siniestro. De acuerdo con las primeras hipótesis, un carro que estaba dentro de un parqueadero explotó en extrañas circunstancias.

El alcalde de la localidad, Óscar Aníbal Suárez, confirmó que las personas fallecidas no eran de una misma familia. Según Suárez, los dos adultos se encontraban departiendo en el lugar, y los menores estaban disfrutando de los videojuegos. Destacó que aún no se han establecido las identidades de las víctimas. Los cuerpos fueron trasladados a Medicina Legal para realizar las respectivas labores de identificación.

En Caucasia, incautan armas de fuego utilizadas para atentar contra la población

Uniformados adscritos a las diferentes especialidades como la seccional de investigación criminal, la seccional de  inteligencia y los grupo de reacción inmediata en cabeza del señor coronel Carlos Mauricio Sierra Niño se han realizado diferentes acciones operativos para cerrarle el cerco a las diferentes modalidades de delito en esta subregión del departamento.

Cerca de 1.000 hombres se encuentran custodiando  la seguridad de los habitantes de los municipios de Caucasia, taraza, el Bagre, Zaragoza y demás que integran esta zona.

Es así como mediante diligencia y allanamiento fueron incautadas 2 armas de fuego (un revolver y una pistola) en una vivienda de la cual se tenía información que era utilizada para  ocultar estos elementos para la comisión de homicidios selectivos en la zona por el control de tráfico de estupefacientes.

En el operativo no se tuvo capturas pero se  está en la búsqueda de las personas responsables de estos canjes delictivos.

La Policía Nacional invita a todas a realizar denuncias de aquellas personas que están afectando la seguridad y convivencia de todos los ciudadanos.

Fuente: http://bit.ly/2HS6oVN

Alerta por incremento de homicidios en Caucasia

Con la intención de hacer manifiesta ante la Policía, el Ejército y la Fiscalía, la situación de peligro que vive la comunidad del municipio de Caucasia, Bajo Cauca antioqueño, el Ministerio del Interior recibió la alerta temprana de inminencia emitida por la Defensoría Nacional del Pueblo, para ese municipio.

Según el defensor del Pueblo en Antioquia, Jaime Zapata, el incremento de homicidios en el Bajo Cauca en lo que va corrido del 2018, comparado con el 2017, es un llamado de atención sobre la vulneración de los derechos humanos que se comete en esa localidad. En cuatro meses del 2018 van 111 muertos.

“Desde principios de este año la situación en el Bajo Cauca Antioqueño es muy delicada y de todos los homicidios ocurridos a la fecha, Caucasia aporta el 40 %”, dijo el Defensor. 

Para el Defensor, la situación del Bajo Cauca es realmente preocupante, pues a causa de los constantes enfrentamientos por disputas territoriales entre los grupos delincuenciales “Los Caparrapos” y “Clan del Golfo”, a lo que se suman las constantes extorsiones, en esa subregión han sufrido las consecuencias municipios como Cáceres, Tarazá y ahora Caucasia. 

A partir de la emisión de la alerta, se esperan cinco días para que los entes notificados empiecen a trabajar en el fortalecimiento de estrategias de seguridad para la comunidad.

Fuente: http://bit.ly/2JxBgey

Alcalde de Caucasia pide ayuda para evitar que bandas destruyan el pueblo

Ante los últimos hechos de violencia ocurridos en Caucasia, en el bajo Cauca, tanto en la zona rural como en el casco urbano, el alcalde Óscar Aníbal Suárez, reclamó la ayuda de los gobiernos nacional y departamental, para afrontar estas difíciles circunstancias y proteger a la población.

En diálogo con Caracol Radio, el mandatario local admitió que los homicidios siguen en aumento debido a los ataques de bandas criminales y el sicariato en el área urbana, que obedece a la confrontación de grupos delincuenciales por el control territorial.

“Obviamente tengo una cifra muy alta de homicidios; esto no para, no para, no puedo tapar el sol con un dedo, esto ya es un tema policivo. Por eso, pedimos ayuda para frenar esto porque lo que conduce esto es acabar el pueblo como tal, no hay confianza inversionistas, las comunidades están confundidas, necesitamos presencia de la fuerza pública para frenar esa ola de violencia tan horrible, porque nos van a cavar el pueblo como tal”, clamó el alcalde de Caucasia.

Señaló que las últimas medidas no han servido para frenar las situaciones de violencia, debido a que se mantiene una guerra tanto en el casco urbano como en la zona rural.

Fuente: http://bit.ly/2pzwMM5

Hombres con fusiles acribillaron a dos personas en Caucasia

Siete hombres armados con fusiles llegaron en la noche del sábado a un billar en la vereda Santa Rosita de Caucasia y abrieron fuego indiscriminado contra las personas que departían en el lugar.

Producto del ataque armado dos personas murieron y cinco más resultaron heridas, de acuerdo con el reporte oficial.

Óscar Aníbal Suárez, alcalde de Caucasia, detalló que tres de los heridos son menores de edad: un joven de 17 años y dos niñas de tan solo seis años:

“Fue un ataque sicarial, llegaron hombres con armas largas y arremetieron contra la comunidad. El Ejército entró a la vereda y pudo evacuar a los lesionados en ambulancias”, dijo.

Los lesionados, de acuerdo con el mandatario, están fuera de peligro y se recuperan de las lesiones en el hospital municipal.

Las dos víctimas son hombres mayores de edad y fueron identificados como Luis Fernando Hernández y Jenith Enrique Duque Luna.

El alcalde lanzó además un SOS a los gobiernos departamental y nacional: “Necesitamos una intervención del Bajo Cauca con más fuerza pública y con organismos de inteligencia para detener esta oleada de violencia. En los consejos de seguridad se viene solicitando ese apoyo”, indicó el mandatario local.

El coronel Uriel Mariño, subcomandante de la Policía Antioquia, explicó que los hechos ocurrieron en zona limítrofe entre Caucasia y Montelíbano (Córdoba) y agregó que la principal hipótesis es que el ataque se produjo por una disputa interna entre dos facciones del Clan del Golfo por el control de las rentas ilegales en la zona.

Fuente: http://bit.ly/2u3ojVU

Sena regional Caucasia, ¿máquina de votos para congresista Julián Bedoya?

Chats enviados por el subdirector regional, Braulio Suárez, estarían invitando a cenas para apoyar al candidato. Sindicato denuncia nómina paralela en esta sede.

Las aspas del viejo ventilador del periodista Leiderman Ortiz no dejan de agitar remolinos de pruebas que le llegan, como pantallazos de Whatsapp que citan a reuniones para amigos del Sena, y que salieron del celular de Braulio Suárez, el subdirector de la regional en Caucasia, en donde invita a reuniones clandestinas.

Cena entre amigos del Sena, se lee, para respaldar a Julián Bedoya al Senado y a su fórmula a la Cámara, Juan Diego Echavarría. Es un aporte como mínimo de 30 votos por invitado, o de lo contrario asumir las consecuencias.

“Hay gente que llevaba varios años trabajando y que hoy en día los están echando porque no están en la política del Sena, que es apoyar a Julián Bedoya”, dice Ortiz, director del medio de comunicación La voz del pueblo.

Hay pruebas de un constreñimiento electoral a funcionarios y estudiantes de la institución que se comprueban con audios:

Audio 1: "(…) y ya uno pasa esas pruebas. Queda una terna, y en esa terna ya quedan los tres primeros puntajes, y en esos tres primeros puntajes es donde uno necesita la ayuda, ¿sí? Donde uno necesita la ayuda, como dicen por ahí, los cinco centavos para el peso".

La voz es la de Braulio Suárez, subdirector del Sena en la regional Caucasia, quien efectuó reuniones clandestinas para favorecer en las urnas a Julián Bedoya.

Los audios de más de una hora de grabación fueron suministrados por Nicolás Zapata, presidente del sindicato del Sena.

“Es que allí el señor Julián Bedoya, actual representante a la Cámara y hoy candidato al Senado hace política con la planta de contratistas que tiene este centro de formación.

Audio 2: "Él se llama Julián Bedoya, representante por el Partido Liberal, él es él que nos ha ayudado para que hoy estemos aquí nosotros y hoy también los convocó para que me ayuden para responderle ese favor a Julián Bedoya".

Un favor que el subdirector del Sena quiere retribuirle en las urnas con votos. En los mismos audios le cuenta a su auditorio, a manteles, cómo es importante conservar los beneficios del Sena.

Audio 3: "(…) yo sé que si respondemos a este señor, a Julián, yo creo que aquí podemos quedarnos mucho rato. En esta entidad se vienen cuatro procesos de convocatoria para vinculación".

“Hemos visto, por ejemplo, como de 180 contratos en Caucasia, el señor Braulio Suárez, entre el año 2017 y 2018 ha sacado más de 100 personas y ha entrado a 100 persona nuevas”, dice el sindicalista Zapata.

Posteriormente, el subdirector del Sena les informa a sus invitados que se está levantando un censo electoral para ser manejado desde la sede del candidato Julián Bedoya en Medellín.

Audio 4: "Ya nosotros tenemos que empezar a hacer un censo electoral (…) esto es una cosa real muchachos (…) si podemos meter cinco metamos cinco, si podemos meter diez, diez metemos; si podemos meter cien bueno, cien excelente (sic). ¿Por qué? porque desde el mismo directorio departamental de Julián Bedoya en Medellín se va a tener una base de datos para tener identificado ese censo electoral".

Por último, el señor Braulio Suarez pide que este tipo de reuniones se maneje con sigilo y discreción.

Audio 5: "(…) porque eso se nos devuelve después a nosotros y se nos vuelve un problema. Se nos vuelve un problema (…) por eso cuando yo les mandé a ustedes el WhatsApp yo les puse, por favor no difundir que quede entre ustedes mismos".

Al día de hoy, el caso de Bedoya y sus favorecimientos por el subdirector del Sena seccional Caucasia es uno de los 17 casos que la Procuraduría investiga por la existencia de una presunta nómina paralela que se habría creado con fines electorales.

Fuente: http://bit.ly/2FtTeNq

BajoCauca.com ©