Wednesday, December 27, 2017 11:23:00 AM

En una operación que hace parte de Agamenón 2, tropas de la Séptima División del Ejército y personal de la Policía y la Fiscalía, localizaron y destruyeron un laboratorio de procesamiento de clorhidrato de cocaína, al parecer al servicio del Clan del Golfo, con capacidad de producir hasta cuatro toneladas mensuales. El hallazgo se dio en la vereda Caño Pescado, zona rural del municipio de Nechí, bajo cauca antioqueño.

En ese lugar fueron encontrados nueve construcciones de madera y plástico con capacidad de alojar hasta 30 personas y en donde se realizaban los diferentes ciclos para la fabricación y procesamiento de clorhidrato de cocaína. “Diariamente, este laboratorio lograba producir entre 80 y 100 kilos de clorhidrato de cocaína, la cual tiene un valor mensual de aproximadamente 30 mil millones de pesos y puesto en el exterior, ese valor puede llegar hasta los 50 millones de dólares”, explicó el Coronel Gabriel Fernando Marín Peñalosa, comandante de la Brigada 11 del Ejército.

“En el lugar, también fueron encontrados 3346 galones de insumos químicos líquidos y más de 300 kilos de insumos químicos sólidos, elementos, herramientas y equipos necesarios para la realización de esta actividad ilícita, así como cerca de 100 kilos de droga que ya estaban listos para ser empacados y sacados de la zona con destino centro y Norteamérica”, añaden las autoridades.

Para el Ejército, este hallazgo se convierte en el más grande realizado por esa institución en esa región de Antioquia, donde hay fuerte presencia del Clan del Golfo. En este 2017, la Séptima División reportó la destrucción de 321 laboratorios para el procesamiento de droga en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó, pertenecientes al Eln y al Clan del Golfo.

Fuente: http://bit.ly/2DZTKl7


Admin  ...
Thursday, December 7, 2017 11:37:00 AM

Las 12.227 hectáreas que conforman las ciénagas El Sapo y Hoyo Grande, ubicadas en el municipio de Nechí y Caucasia, fueron declaradas áreas protegidas por Corantioquia.

Las ciénagas son ecosistemas estratégicos debido a la alta biodiversidad que poseen y su papel en la regulación hídrica de los caudales de los ríos Nechí y Cauca. Un espacio que es reconocido por los pobladores como la “tierra de agua” debido a que es fuente de provisión y sustento de las comunidades vecinas y las poblaciones ribereñas del río Nechí.

Las ciénagas son hábitat de especies amenazadas como el bagre rayado, el jetudo, el bocachico, la dorada, el blanquillo, el capaz, la doncella, el sirirí norteño, el jaguar, la guagua, la tortuga morrocoy, el caimán aguja, el abarco, el comino o laurel, el sapán, el caobo y el coco cristal.

“Hay que decir que estas ciénagas tiene una presión muy grande por dos tipos de actividades productivas: uno la ganadería de búfalos que son un riesgo por el peso de estos animales en términos de que estas ciénagas se se sequen o alteren sus condiciones hídricas y la segunda son la minería”, indicó Alejandro González, director de Corantioquia.

Acciones integradas como limpieza de caños, proyectos piscícolas, tortugarios y viveros para reforestación con especies nativas; son actividades que se llevan a cabo por los Consejos Comunitarios Afro y asociaciones de pescadores, las cuales hacen parte de la estrategia denominada Humedales de Vida, que incluye también trabajos para incentivar la producción sostenible.

Esta declaratoria nos va a permitir blindar a esta zona, proteger a estas comunidades porque les posibilita el futuro económico a los pescadores que es una buena parte de las personas que viven en estos lugares”, agregó González.

Con esta declaratoria ya son 213.337 hectáreas protegidas en la jurisdicción de Corantioquia.

Fuente: http://bit.ly/2Ao0JpO


Admin  ...