Con la intención de hacer manifiesta ante la Policía, el Ejército y la Fiscalía, la situación de peligro que vive la comunidad del municipio de Caucasia, Bajo Cauca antioqueño, el Ministerio del Interior recibió la alerta temprana de inminencia emitida por la Defensoría Nacional del Pueblo, para ese municipio.

Según el defensor del Pueblo en Antioquia, Jaime Zapata, el incremento de homicidios en el Bajo Cauca en lo que va corrido del 2018, comparado con el 2017, es un llamado de atención sobre la vulneración de los derechos humanos que se comete en esa localidad. En cuatro meses del 2018 van 111 muertos.

“Desde principios de este año la situación en el Bajo Cauca Antioqueño es muy delicada y de todos los homicidios ocurridos a la fecha, Caucasia aporta el 40 %”, dijo el Defensor. 

Para el Defensor, la situación del Bajo Cauca es realmente preocupante, pues a causa de los constantes enfrentamientos por disputas territoriales entre los grupos delincuenciales “Los Caparrapos” y “Clan del Golfo”, a lo que se suman las constantes extorsiones, en esa subregión han sufrido las consecuencias municipios como Cáceres, Tarazá y ahora Caucasia. 

A partir de la emisión de la alerta, se esperan cinco días para que los entes notificados empiecen a trabajar en el fortalecimiento de estrategias de seguridad para la comunidad.

Fuente: http://bit.ly/2JxBgey

BajoCauca.com ©