Tropas de la Séptima División del Ejército Nacional lograron en las últimas horas la captura de nueve presuntos guerrilleros pertenecientes al ELN y al grupo armado organizado residual GAO-r Frente 36 FARC, que delinquían en las regiones del Bajo Cauca y norte de Antioquia.

Los resultados se obtuvieron gracias a dos operaciones militares ejecutadas en simultánea contra estos grupos armados organizados, con el objetivo de debilitar sus estructuras logísticas y financieras, indicó la tropa.

El primer resultado se presentó en el sector conocido como Loma Grande, en límites entre los municipios de San Andrés de Cuerquia y Toledo, al norte del departamento.

Hasta ese lugar llegaron uniformados de la Cuarta Brigada quienes, guiados por información de Inteligencia Militar,  

ubicaron el sitio en donde se escondían seis individuos pertenecientes al grupo armado organizado residual GAO-r Frente 36, quienes horas atrás habían atacado a los militares.

Producto de esta acción ofensiva se logró la captura de estos bandidos, entre los que se encuentra alias “Caníbal”, quien sería el coordinador armado y de finanzas.

Se pudo establecer que en el pasado “Caníbal” había hecho parte del extinto Bloque Metro de las AUC, así como que había sido miembro del grupo delictivo organizado “Los Pachelly”.

A este sujeto y a los otros cinco les fueron incautados tres fusiles semiautomáticos de largo alcance, dos armas cortas, abundante munición de diferentes calibres, equipos de comunicaciones, explosivos, tres libras de pasta base de coca y documentación pertenecientes a ese grupo armado organizado.

Por otro lado, en la vereda Doradas Altas, corregimiento de Barro Blanco, municipio de Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, unidades del Batallón de Operaciones Terrestres n. 24 en una operación conjunta con la Fuerza Aérea Colombiana e interagencial con la Fiscalía General de la Nación, lograron llegar hasta un escondite que tenían organizado los integrantes del frente de guerra Darío Ramírez Castro del GAO Eln.

En esta operación fue fundamental el factor sorpresa, ya que con el desembarco nocturno hecho en puntos estratégicos las tropas lograron reducir a los criminales, quienes al verse copados por los uniformados no pudieron reaccionar.

A estos individuos les fueron incautados dos fusiles M-16, una mira de precisión, una granada de mano, más de 800 cartuchos para fusil, así como material explosivo que serían empleados en acciones en contra de la Fuerza Pública.

Los capturados y el material incautado fueron dejados a disposición de las autoridades competentes para su respectivo proceso de judicialización.

En total, en lo corrido de 2018, las tropas de la Séptima División del Ejército Nacional han capturado a 1853 integrantes de diferentes grupos armados organizados en los departamentos de Córdoba, Chocó y Antioquia.

BajoCauca.com ©