Eran la 6 de la mañana del lunes 23 de abril cuando a Maritza Perdomo su mamá la despachó para el colegio, como lo hacía habitualmente; sin embargo la rutina se vio alterada cuando al mediodía la niña no regresó. Ese fue el último día que supieron de ella.

Su mamá de inmediato se fue a buscarla al colegio en donde le informaron que Maritza no llegó esa mañana a estudiar. A partir de ese momento la comenzaron a buscar donde conocidos y familiares, nadie sabía nada.

Pasadas las horas, la señora acudió ante las autoridades y desde hace 10 días se realizan intensas jornadas para hallarla; no hay pistas, la comunidad está consternada porque es la primera vez que en esa localidad del Bajo Cauca desaparece un menor.

La alcaldesa de Tarazá, Gladis Miguel, dijo que ofrecerán una recompensa por quien de información que permita dar con el paradero de la menor, aún no saben de cuánto será el monto.

“Toda la fuerza pública está buscando a la niña, queremos que la personas que la tenga se la devuelva a su familia; ella es solamente una niña, no tenemos pistas, no sabemos qué pudo haber pasado, solo queremos que la devuelvan sana y salva”, dijo la mandataria local.

Para rechazar este hecho y exigir el regreso de la niña a su hogar, este jueves en Tarazá hubo una marcha en la que participó gran parte de la comunidad.

Fuente: http://bit.ly/2JOqLmc

BajoCauca.com ©