Caucasia es centro multicultural de Antioquia, recibe gente de todas las regiones del país. Es por eso que hay una colonia de Sahagún (Córdoba), que han encontrado en esta ciudad su fuente de empleo y supervivencia.

De ahí proviene José David Palacio Hernández, que desde sus 10 años de edad vive en el barrio La Esperanza en Caucasia. A él no lo conoce nadie por ese nombre. Pero a ella sí por el suyo: “Luna”, es homosexual. A su corta edad se ha ganado el reconocimiento por su capacidad e inteligencia con las que ha tenido grandes logros.

A sus 15 años participó en el reinado de Tarazá (2008), donde se coronó como reina. Su mamá   nunca le ha recriminado su inclinación sexual. “El día que gané el reinado sentí gran emoción cuando mi madre saltó desde el público hacia la pasarela y gritaba de dicha por mi triunfo", dice ella.

A los 17 se hizo una cirugía en la cola que dio la voluptuosidad que tiene. Se pone ropa femenina, como dice ella misma: “Para ser competente y llegarle a los hombres, hay que vestirse de mujer”.

Ante sus amigas presumió lo que jamás se puso: unas nalgas del mejor sitio de Medellìn. Averiguó los costos, la dirección y el cirujano de donde probablemente hubiese deseado ponérselas realmente. Aún así, su cola es lo que ella quiere.

A pesar de todo, su vida no es fácil. Todavía tiene que luchar contra la discriminación a la que están sometidos los de su condición sexual. Los “moralistas”, la iglesia y los otros “machos” que todavía no aceptan la diversidad sexual. No han entendido el estado social de derecho que tienen las personas.

Trabaja como instructor de baile particular y otras veces da clases en la Casa de la Cultura de Caucasia. Oficio que le abrió las puertas como preparador de reinas, sin tener ese título. Preparó a una niña de 12 años para representar al Bajo Cauca en el concurso Niña Antioquia, eso lo catapultó, porque su alumna ganó el reinado.

Con esa misma niña representó Antioquia, presentándose al concurso Niña Colombia en Bogotá, donde también siguió su racha ganadora; ahí conoció a Yamid Martínez un jurado del evento, pero que al principio no sabía que lo era. También a Melquisedec, preparador internacional de reinas. Yamid fue el que preparó a la reina ganadora en el reinado de Cartagena 2010-2011, María Catalina Robayo.

Estos logros lo llevaron a ser llamado por su nuevo amigo Yamid, para colaborarle con la preparación de la reina que representaría a Cundinamarca, Thael Osorio Redondo. “Para mí es un triunfo haberla metido en el Top cinco”, dice Luna. Fue la tercera princesa del Reinado Nacional de la Belleza, Cartagena 2011-2012. Un nuevo honor para su aludido nombre.

A ese evento (Reinado de la Belleza) al que sin dinero, elegancia ni liquidez no podía ir; fue con la afortunada ayuda económica de su novio, un minero que el día menos esperado lo llamó y le regaló fácilmente sus dos millones de pesos. Entonces, lista para vestir a la altura y ser digno de la compañia de Yamid, Thael y Melquisedec, afirma Luna con mucha parafernalia.

"La verdad es que miento si digo que estuve donde estaba el público sentado, observé los mejores momentos de la noche de coronación por una rendija apenas observable”. En todo momento estaba pendiente de su alumna.

Con mucha seguridad en sus palabras y tenacidad en su mirada ella o José David se define “Como alguien echada pa’ delante".

En estos momentos él, o usualmente ella, estudia Diseño de Modas con énfasis en Relaciones Públicas en Montería. Está en cuarto semestre y obtiene las mejores calificaciones -que no bajan de 4.5- con la esperanza de presentar una línea de ropa al lado de su admirada Silvia Tcherassi. "Yo deseo convertirme en una diseñadora de talla internacional, ese es mi gran deseo", expresó.

José David Palacio, espera ser llamado para este año en la preparación de la Señorita Chocó, sobrepasar ese nuevo reto y traerse, como lo ha logrado ya varias veces, la corona.

                                           

Susana Márquez Bracamonte (Edición de video)

Rodrigo Pineda (Redacción)

BajoCauca.com ©