Las autoridades militares y policías anunciaron que extenderán al bajo Cauca las acciones de la Operación Agamenón para combatir las bandas criminales del narcotráfico y controlar la criminalidad en esa subregión.

Este operativo ha centralizado sus acciones en toda la zona de Urabá para encontrar a los cabecillas del Clan del Golfo que dirige Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, e impedir el flujo del narcotráfico a través del golfo de Turbo, y ahora fortalecerá esas tareas en el bajo Cauca, también copado por esta banda criminal.

En menos de 12 horas en el municipio de Caucasia, Bajo Cauca, se cometieron dos ataques por parte de sicarios dejando a dos personas muertas y otras tres heridas, las víctimas mortales son un comerciante de unos 47 años y un menor de 17 años.

El último ataque, en el que murió el comerciante, fue en una discoteca ubicada en la zona rosa de Caucasia en donde el hombre celebraba el triunfo de la selección Colombia ante Francia.

Allí hombres que se movilizaban en dos motocicletas se acercaron al señor y le propinaron varios disparos causándole la muerte en el lugar y de manera preliminar se habla de otras dos personas heridas.

Hasta este momento se investiga cuáles fueron las causas del homicidio y si el mismo está relacionado con las actividades de la víctima que al parecer comercializaba oro.

Horas antes de este ataque, en una cancha del barrio Santa Elena de esa localidad del Bajo Cauca, un adolescente de 17 años fue asesinado y otras tres personas quedaron heridas luego que un hombre les disparara de manera indiscriminada.

En este segundo hecho también se desconoce que motivó la agresión y que grupo delincuencial estaría relacionado.

En este municipio, persiste la disputa de las bandas criminales Clan del Golfo y Los Caparrapos por rentas ilegales, lo cual ha causado varios homicidios, entre ellos personas que no están relacionadas con el conflicto.

Fuente: http://bit.ly/2uw01nL

BajoCauca.com ©